¿Que es el duelo?

“El duelo reclama zurcir los rotos del corazón que la pérdida ocasiona, sanando con paciencia la nueva vida”. José Carlos Bermejo

“El AMOR es la energía que sostiene, transforma, construye y reconstruye…el movimiento infinito, eterno e indestructible de la VIDA”. Mirella Rosique

                                                                                        Imagen de Damián Martínez Monreal

El duelo es un proceso normal y natural que se desencadena tras la pérdida de un ser querido. Es un estado complejo en el cual nos vemos sumergidos cuando perdemos a alguien a quien hemos amado y que ha ocupado un lugar importante en nuestras vidas.

El duelo es un proceso natural de respuesta. Una experiencia universal que todos hemos vivido o estamos predestinados a vivir, que el 100% de las personas viviremos un duelo en algún momento de nuestra vida, y ese proceso iniciara un cambio significativo en nuestra existencia .  Por ello, no hay que patologizar el duelo, se trata de  darle la importancia que la situación de pérdida requiere, atendiendolo como una vivencia humana que necesita de una atención amorosa y del entorno familiar, social y laboral.

Las expresiones y manifestaciones del duelo diferirán en función de la cultura, de nuestra educación, y de cómo hemos aprendido en el seno de nuestras familia a sentir, expresar emociones y procesar los cambios y las pérdidas.

En nuestra sociedad se consideran normales  reacciones al duelo y al dolor como el llanto, la tristeza, la rabia, la frustración y la impotencia. Existen tantas formas de sentir como  personas, por ello a veces nos puede resultar difícil acompañar a una persona en duelo, o no nos sentimos acompañados en nuestro camino de duelo. No existen manuales ni protocolos para evitar sentir el dolor que una situación de pérdida requiere. Las emociones como la tristeza, la rabia y el desconcierto a veces nos inundan y pueden llegar a desbordarnos.Es un proceso complejo, un remolino de sentimientos, creencias, ideales, comportamientos y sensaciones físicas que experimentamos y manifestamos de forma individual y única.

Nos invade cierta desorientación,vacío existencial…y esque con la muerte del ser querido, también muere una parte de nosotros.

“Duele el alma, duele el cuerpo….duele la vida”.

Cada persona es todo un mundo, cambiante, profundo, diverso, con su propia gama de colores, olores, ambientes…sus estaciones y movimiento…. es partícipe del universo infinito, misterioso y maravilloso de la vida; por eso el duelo es tan personal, variado y único y a la vez universal. Es importante comprender que existen respuestas muy diversas en el proceso de  duelo, y no deberíamos sorprendernos ni juzgarlas, porque todas son respuestas humanas que expresan el dolor de la pérdida y la forma de responder a éste.

¿Cuánto tiempo?

Una pregunta muy frecuente es ¿cuánto tiempo puede durar el duelo, cuánto tiempo ese dolor?, ¿cuánto tiempo esas sensaciones ? De esas inquietudes nacen una cierta ansiedad, un apremio por el paso del tiempo. La intensidad del dolor es tan invalidante que el temor a que se prolongue en el tiempo aterra.

Sabemos que tiene mucho que ver con el vínculo afectivo que nos unía al ser querido, y su idiosincrasia es un factor predictivo de la duración del proceso de duelo.

El paso del tiempo es ineludible y necesario, pero no es el único factor curativo para  el dolor. El duelo es un proceso, único e individual, y requiere de un trabajo personal para elaborarlo sanamente.

Recorrer el camino del duelo es una labor que conlleva tareas por procesar y asimilar; Cada camino tiene sus propias piedras , sus subidas y sus bajadas, lo importante es empezar a recorrerlo, es decir, decidir hacer algo, dar un paso adelante con la intencionalidad de vivir lo que haya que vivir lo mas sanamente posible, mirándonos y comprendiendo lo que nos esta pasando. Aprender a avanzar en un mundo que se ha hecho diferente y que sentimos hostil con la ausencia.

El duelo es una experiencia de vida muy personal, y un proceso, es decir, no es estático, va cambiando, forma parte de la vida y de su movimiento vital y cíclico. Las emociones se transforman, y nuestra mirada del mundo y de la propia vida con ellas. Para ello se requiere de una serie de tareas en la que el doliente debe de emplearse, con el fin de avanzar en su camino , aceptar la realidad de su pérdida, experimentar las emociones,  adaptarse a vivir sin el fallecido, volver a invertir, a amar y recobrar la fe en la vida y en su sentido.

¿Qué es el Counselling?

El Counselling es principalmente una  relación de ayuda, preventiva e interventiva, en la que un consejero, a través de la comunicación verbal y no verbal, y apoyándose sobre una formación técnica y  en conocimientos en psico-  emoción ,  sin dejar al margen lo espiritual, ..trata,  en un lapso de tiempo relativamente corto, provocar, en una persona que se encuentra en  una situación que le produce sufrimiento o  ante la cual se siente desbordada, un proceso activo de aprendizaje de tipo cognitivo- emocional.Lo que pretende es un cambio, en el curso del cual, se puedan mejorar la disposición a la autoayuda, incrementar la autonomía y la capacidad resolutiva”

El counselling no es «dar consejos», es un acompañamiento que permite clarificar actitudes y decisiones vitales, que contribuye a encontrar un equilibrio. Es poner orden a lo que ha expresado el ayudado con su lenguaje verbal y no verbal, reordenar el discurso y devolverlo para corroborar la comprensión y descubrir la profundidad y veracidad del mensaje.

El counselling se centra en la persona (el ayudado)desde la persona (el counsellor), desde todas las dimensiones humanas: física, psicológica, emocional y espiritual. Ayuda a encontrar la forma de vivir sanamente situaciones de dificultad personal. Prevenir estados considerados como negativos, que producen sufrimiento evitable. Como puede ser…. Un duelo patológico.

Mirar, escuchar y aceptar. Abrir mente, corazón y alma. Sentir, comprender y acompañar. Dejar a la persona ser quien es y que libremente decida lo que quiere ser. Acompañar en el sufrimiento sin dirigir los pasos,  alumbrando los caminos posibles y aceptables para el ayudado. Esto es el counselling.

«Acompañar en las travesías vitales de adversidad permitiendo la libertad de expresar lo que la persona siente»