Homenaje a Pastora Mompeán

Pastora psicóloga reconocida, amiga, confidente, gran profesional y maestra de vida. Aquí somos muchos quien la conocíamos y la amábamos y la respetábamos por todo lo que ha significado  ella para cada uno de nosotros. 

El año pasado, en estas fechas, Pastora estuvo aquí con nosotras y nosotros, compartiendo su saber, su saber hacer y su saber estar…  nos ofreció un momento de relajación y de paz …. Pastora en esos días estaba cansada y enferma pero quiso estar y nos regalo su enorme generosidad y su pasión por la vida.

Por ello quiero dedicarle esas palabras, recordarla y homenajearle. 

Pastora era una gran mujer, llena de alegría y de vida, de inquietudes, inteligente y muy sabia.  

Hizo del mindfullness, del ahora, el leitmotiv de su vida, disfrutaba de cada momento. 

Ella confesaba que tuvo la suerte de que el cáncer le regalo 15 años de vida, que pudo aprender a disfrutar del presente, de amar la vida con todas sus verdades. 

Hablábamos de generosidad, de amor, de aprendizaje y de nuestras sombras y luces, de lo que le costaba dejar de controlar, de lo precioso que era ayudar, escuchar, acompañar…   

Era buena consejera y amiga, y excelente maestra de vida. Algunos compañeros de la Asociación Amanecer le llamaban  con cariño entrenadora…. por su energía positiva y su afán de acompañar sus compañeros y dolientes. Experta en vivir, le gustaba el teatro, la música, bailar…el mundo de la farándula, y muchas mas cosas

Cuando la enfermedad pudo con su cuerpo, ella sigo con las riendas de su vida,.. contactó con cuidados paliativos y con las personas de quien quiso despedirse, y fueron tremendamente autenticas ese par de horas que tuve la suerte y el privilegio  de compartir con ella y poder despedirme. Su último regalo fue enseñarme como recoger frutos de los naranjos de su jardín,… Las mejores naranjas de mi vida. Una bella puesta de sol fue testigo de nuestro abrazo y nuestro hasta siempre.

Su funeral fue como ella, colorido, alegre, danzante y emocionante. Lo organizó todo y todo se hizo como ella planeo. 

Solo te quería recordar querida Pastora, y se que hoy estarás entre nosotras, insuflando sabiduría en el ambiente. Gracias Pastora por todo lo regalado, y hasta siempre amiga. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *